Categorías
Uncategorized

#Reto12votos semana 81 GLAMOUR. Del glamour al amor.



Imagen tomada del blog original de @club12

#Reto12votos semana 81, esta vez vamos a derrochar GLAMOUR por todos lados. 

La semana 80 en blanco y negro dejó a dos grandes ganadores, mis felicitaciones a @yeceniacarolina y @hlezama. 

Nuestro querido @club12 es quien nos plantea el tema semanal sacando nuestras mejores ideas para desarrollar lo que se pide. 

#Reto12votos nace de la visión de nuestro amigo @pavelnunez y que hoy sigue nuestra querida @avellana siempre fomentando nuestra escritura y lectura dentro de steemit. 

Recordemos que #Reto12votos se trata de leer, votar y comentar por otros participantes y ellos harán lo mismo a cambio. 

Si gustas participar visita el siguiente enlace – – – – > [Aquí](https://partiko.app/club12/reto12votos-semana-81-glamour?referrer=issymarie), animense a participar se van a divertir!!!!. 

Y nuestro eslogan VAMOS POR MÁS!!!. 

Una anécdota cortita 👡. 

Cierta vez se me ocurrió para un año nuevo usar un  vestido corto, corto, obvio debía ir acompañado de tacones, me los puse, eran hermosos, bello, divinos, me veía y pensaba -seré el glamour andante este año nuevo-, muy alejada de la realidad, me pare de la silla y literalmente parecía la pata Daysi caminando ajajajaja adiós glamour, ese vestido fue usado con zapatillas ajajjaja. 

Pd: Los tacones se fueron a la basura nuevos.



[Pixabay.com] (https://pixabay.com/es/photos/modelo-la-moda-atractivo-mujeres-600225/

Del glamour al amor. 

Dominga Santos una chica que siempre tuvo todo, comodidades, lujos, una niña mimada, caprichosa y frívola, así era ella. 

Su vida giraba en torno a los viajes, fiestas electrónicas, la ropa de diseñador y su pasatiempo favorito el spa, ella era el glamour viviente, admirada por las mujeres de su entorno, queriendo ser ella y vivir su vida, queriendo ser una milésima de lo que era la glamorosa Dominga. 

Ella pensaba que esa vida era lo único que la hacía feliz, su padre empresario nunca estuvo para educarla y pensó siempre que dándole todo lo que  quisiera suplirá su ausencia, ese fue uno de los detonantes en su carácter, ya que era su arma favorita para obtener lo que quería. 

Criada desde niña por la nana de la casa, Magnolia a quien Dominga respetaba y cada vez que se sentía mal buscaba para recibir lo que más falta le hacía, amor y comprensión. 

Un día Dominga en una de sus fiestas conoció a un mesero, lo vio de lejos y sintió que podía conquistarlo y usarlo de distracción, el muchacho se rehusó a su capricho y la glamorosa Dominga sintió su ego quebrantado. 

Averiguo su dirección y a escondidas lo vigilo para saber un poco más de él, el joven vivía en un lugar humilde, rodeado de gente sencilla y buena, Dominga veía de forma despectiva el entorno pero había algo que llamaba poderosamente su atención. 

Cada tarde concurría a escondidas para verlo y se sonreía de ver cómo el muchacho jugaba con los niños del barrio, algo empezaba a cambiar. Estuvo así casi dos meses, en que cada tarde lo veía oculta tras el vidrio de su auto, tras un árbol o donde fuese que pudiera ocultarse. 

En una de esas ocasiones en que Dominga Santos observaba al muchacho observó a una de la niñas que corría tras una pelota, distraída la pequeña corría hacia la calle, Dominga corrió para auxiliarla y alcanzó a alejarla de el automóvil, el muchacho la vio pero esta vez fue diferente. 

Así comenzó la relación entre la glamorosa Dominga y el humilde joven Enzo, la muchacha abandonó esa vida de frivolidad y glamour para vivir una vida sencilla, ella se sentía más rica aún porque tenía algo que siempre había querido, amor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *